NUESTRO DÍA A DÍA

Todo el tiempo que pasamos en la Escuela lo tenemos dividido por rutinas, siendo todas ellas igualmente importantes para nosotros. El tiempo que dedicamos a cada una variará con la edad y ritmo de las niñas y los niños, sus intereses y necesidades.

En cada una de estas rutinas, se realizan actividades adecuadas a ellas con el material específico y necesario, cumpliendo los objetivos que en cada grupo y edad nos marcamos, valorando todo lo que hacemos como parte importante de nuestra práctica educativa. Igualmente, todo lo que trabajamos (temas motivadores que nos guían durante el curso) forma parte de nuestras Unidades Didácticas, que están programadas teniendo en cuenta los intereses y la motivación de las niñas y los niños, ya que vemos enriquecedor que vivan cada uno de los momentos de forma globalizada. Todas estas actividades, estarán previamente programadas por el equipo educativo y/o de los distintos ciclos.

Llamamos rutinas a cada uno de los momentos que vivimos a diario en la Escuela y que se repiten más o menos de la misma forma, en igual hora, espacio. Éstas son:

La entrada y salida

Las dos se hacen en el aula de referencia de cada niña y niño, (a excepción de los niños de horario ampliado que se recibiren en otra aula, siempre la misma). Tanto en un momento como en otro se hace un recibimiento y una despedida individual, siempre que sea posible. Es un momento de encuentro muy importante con las familias para intercambiar información.

La asamblea

Es el primer rato de la mañana en el que se encuentra todo el grupo reunido y en el cual todos juntos preparan el resto del día. Es igualmente un momento de comunicación, aprendizajes, lenguajes, expresión… donde todos trabajamos y buscamos que todos se sientan a gusto para participar desinhibidos de las actividades que se plantean. Mostrándose a la vez protagonistas de todo lo que hacen y cuentan.

La actividad

Es a continuación de la asamblea y en ella tiene lugar todo lo que hemos planificado juntos partiendo de una gran motivación adquirida a través de distintos proyectos y del interés de los niños y niñas. Los talleres y actividades que se llevan a cabo son muy variados: música, plastica, expresión, psicomotricidad, juego heurístico, taller de luz, etc. 

Talleres

Sabemos que el aprendizaje es mayor si trabajamos en pequeños grupos, para ello desarrollamos en los talleres un aprendizaje basado en la investigación, el análisis y la experimentación, donde reforzamos el trabajo en diferentes áreas. Disfrutamos de conciertos semanales con músicos en directo, realizamos deliciosos postres sanos y sabrosos en el taller de cocina, pintamos murales y decoramos nuestros espacios en el taller de plástica, nos acercamos a la lecto escritura en nuestro taller del libro, donde elaboramos nuestros cuentos...

El aseo

Es la única rutina que repite cada uno de los grupos en varios momentos de la mañana (antes y después de la comida, después de la siesta, después de una actividad en la que se hayan manchado y por supuesto siempre que haya una necesidad individual o grupal como períodos de control de esfínteres). Se lleva a cabo en el baño que tenemos en el aula, que se comparte entre dos grupos de la misma edad, buscando una adecuada higiene y una progresiva autonomía.

El patio

Nuestro espacio cubierto y rodeado de cristaleras permite hacer uso de éste siempre, con actividades de juego libre. Los niños disfrutan del arenero con material específico, cubos, palas y rastrillos. Salimos con nuestro carro de seis plazas a pasear por el barrio o vamos andando a nuestro jardín. Disponemos de un huerto en la asociación de vecinos del barrio, cuidado por la escuela y las familias, y disfrutamos de sus logros en nuestras comidas.

La comida

Elaboramos nuestra propia comida en la cocina de la Escuela, con alimentos de primera calidad. Disponemos de menús elaborados por nuestra nutricionista que recogen los alimentos para alérgicos, siendo este un tema muy importante para la escuela.

Cada grupo come en su aula con sus maestras y lo hace en una zona adecuada y preparada para ello. Se busca crear un ambiente relajado y tranquilo, en que todos puedan disfrutar de la comida sin prisa ni agobios, sino respetando en todo momento el ritmo de cada uno de los niños y del grupo en general, al igual que sus gustos y preferencias.

La siesta

Se duerme también en el aula de referencia organizando ésta para que haya espacios idóneos donde todos de forma individual puedan descansar y dormir en sus colchonetas. Se crea un clima sosegado de luz y sonoridad donde esto se pueda propiciar. En las dos aulas de bebes hay un espacio específico dentro del aula, con cunas para que la siesta pueda realizarse en cualquier momento de la mañana sin verse alterada por ruidos que el resto de niños o adultos pueda producir.