ATENCIÓN AL ALUMNADO CON ALTAS CAPACIDADES

Como centro inclusivo, en el Colegio Reggio Explora contemplamos por definición a cada alumno como único y diferente al resto. Asimismo, vemos en la diversidad una fortaleza y una fuente de enriquecimiento del grupo. Fruto de esta convicción, desde nuestro centro ponemos en marcha una serie de medidas de atención a la diversidad, basadas en los principios de normalización e inclusión indicadas a continuación.

Tanto la ley educativa actual (LOMCE, 2013) como nuestra propia experiencia y sensibilidad educativas, nos dicen que como maestros, profesores y orientadores debemos ser capaces de crear las condiciones adecuadas para que todo el alumnado pueda desarrollar su potencial. No en vano, los profesionales de Reggio Explora sabemos bien que cada alumno posee capacidades muy diversas al mismo tiempo que cada uno de ellos parte de unos niveles de desempeño, intereses y preferencias instruccionales también diferentes por lo que, en última instancia, todos ellos aprenden de forma distinta.

Con respecto al alumnado con altas capacidades o de alto potencial, sus necesidades específicas de apoyo educativo exigen la puesta en marcha de medidas diferenciadoras adicionales. Somos plenamente conscientes de que las necesidades de este alumnado trascienden lo estrictamente intelectual, teniendo un papel igual de fundamental los aspectos sociales, emocionales y afectivos. Los alumnos tendrán a su disposición un conjunto de medidas diferenciadoras avaladas por la experiencia de nuestros docentes y nuestro equipo de orientación.

La principal y más significativa distinción radica en la forma de conceptualizar la capacidad superior. Esto conlleva entre otras cosas, el uso del término alto potencial como alternativa al de altas capacidades. En el marco del trabajo tanto de identificación como de intervención definimos en nuestro centro a los alumnos de alto potencial como aquellos capaces de desarrollar su nivel de desempeño o pericia a un ritmo mayor, a un nivel más alto o a un nivel cualitativamente diferente del de sus iguales. A pie de aula, esto se traduce en que bajo el término alto potencial nos encontraremos a alumnos de cuatro perfiles diferentes aunque ni mucho menos excluyentes: a) al identificado oficialmente por los Equipos públicos de Orientación como con altas capacidades, b) al de alto rendimiento académico, c) al talentoso (identificado mediante pruebas objetivas y escalas de observación) y d) al alumnado altamente motivado. Por tanto, en Reggio Explora no concebimos el alto potencial como algo inherentemente asociado a una determinada puntuación en una prueba de Cociente Intelectual o al cumplimiento de una serie de requisitos administrativos más o menos arbitrarios, sino como una condición estrictamente vinculada a las características evidenciadas por un alumno en concreto en un determinado momento.

Consecuencia de esto, Reggio es habitual aplicar medidas de diferenciación educativa al margen de que el alumno cuente o no con un dictamen oficial del Equipo de orientación de zona. La vigente ley educativa contempla y posibilita la atención diferenciada de calidad para este alumnado y nosotros se lo vamos a brindar gracias a la excelente formación y amplísima experiencia de los profesionales de nuestro centro.

Relación de medidas de intervención diferenciada contempladas:

  • Ratios de alumnos por profesor reducidas
  • Trabajo por proyectos
  • Ampliaciones curriculares tanto horizontales (de relación) como verticales (de profundización)
  • Diferenciaciones curriculares significativas no significativas (modificación según características personales de los contenidos, procesos y productos)
  • Aceleración curricular (incluida la flexibilización)
  • Agrupamientos flexibles (por intereses y fortalezas personales al margen de la edad cronológica del alumnado)
  • Programa de mentoría vocacional para alumnado altamente motivado
  • Acción tutorial cimentada en el componente socio afectivo de la capacidad intelectual superior

Todas estas medidas tienen como objetivo último el que todos los alumnos y no solo los de alto potencial, puedan sentirse verdaderamente cómodos a la hora de relacionarse, trabajar y crear; así como el que sus fortalezas puedan traducirse en un rendimiento académico ajustado a su verdadero potencial y sin perder jamás de vista los posibles puntos de mejora personales de cada uno de ellos, donde todos encontrarán un acompañamiento global por parte del equipo de orientación y respuestas integrales a su realidad.